Scaloni, antes de Polonia: "Primero tenemos que pasar y después ver quién nos toca"

El DT del seleccionado confirmó también que analiza la presencia de Enzo Fernández en el mediocampo para acompañar a Rodrigo De Paul y Alexis Mac Allister. También debe definir si mantiene a Gonzalo Montiel o si regresa Nahuel Molina.

El entrenador argentino, Leonel Scaloni, dio su palabra en una conferencia de prensa previa al encuentro ante Polonia de mañana a las 16, donde la selección deberá ganar si o si para tener su lugar en los octavos de final.

En cuanto al equipo que parará ante la selección polaca, si bien aún no lo confirmó, sostuvo que no habrá demasiada variación en relación al que inició el partido ante México. Empezaremos como venimos jugando y en el transcurso del partido veremos. Polonia no solo tiene buen juego por arriba, sino también jugadores muy técnicos y habrá que tomar recaudos sobre ellos", aseguró.

Además, esperan que "ellos (por los jugadores contrarios) se adapten a nuestra idea de juego" al margen de la suya propia que calificó como "buena".

Respecto a a las expectativas de los cambios que introducirá en el equipo a partir del buen desempeño de los jugadores que entraron en el segundo tiempo del partido pasado, Scaloni dijo que, en principio, Guido Rodriguez hizo un "muy buen trabajo" con México, y que Enzo Fernández tiene "posibilidades de jugar como tienen los demás, y sino será en el partido en curso, ya que ha entrado bien en los dos partidos que ha tenido la oportunidad (…) El futbolista tiene que estar preparado para ambas cosas. Incluso puede ser más importante entrando de afuera", aunque aún no lo decidieron.

Por otro lado, confirmó que la ausencia de Dybala se debe a una decisión técnica y que físicamente está muy bien.

El partido de mañana será decisivo para determinar el futuro de la selección ya que se juegan la clasificación, pero el entrenador cree que "una selección como ésta siempre tiene la sensación de que cada partido es importante. Fue importante haber ganado con México y ahora tenemos a nuestro favor que ganando pasamos a la siguiente fase. Eso es lo que esperamos todos".

Según lo que observa en el panorama general, "solo hay dos o tres selecciones clasificadas", mientras que "el resto se está jugando un puesto en la siguiente fase". De acuerdo a su pronóstico inicial, sostiene que desde ese momento "decía que era un grupo difícil, complicado, que hasta el último partido iba a tener algo en juego. Teníamos en cuenta que podía pasar esto. Venimos con una inyección anímica importante por haber ganado contra México y eso nos va a ayudar a reconfortarnos, a saber que es el camino a seguir".

Ante la pregunta por Brasil, Scaloni afirmó que él es sudamericano y está contento de que pase, "soy el primer fan del fútbol sudamericano, tengo grandes amigos en Brasil y si no está Argentina prefiero que gane un sudamericano. Sin ninguna duda. Está haciendo un gran trabajo, ganaron los dos partidos y los felicito por ello".

Por último, desde el sábado que circula una imagen que se hizo viral del ayudante técnico y ex jugador de fútbol, Pablo Aimar, visiblemente conmocionado por el gol de Argentina. En el fragmento del vídeo se ve a Scaloni comentarle algo mientras se tapa la boca y él lagrimea. Ante la pregunta por qué fue lo que le había dicho, el entrenador sostuvo que "le hablaba del cambio que íbamos a hacer. Ni me di cuenta de lo que se vio después. Él venía de festejar el gol. Estaba ahogado y emocionado por eso. Debe quedar como un recuerdo lindo".

La palabra de Lisandro Martínez

El jugador del Manchester United habló del encuentro ante Polonia y de cómo se marca a un equipo que tiene como delantero con las características de Robert Lewandowski, "Es un rival duro, tienen jugadores importantes. Tenemos que estar bien parados. Sabemos que se mueve muy bien, estar concentrados todo el partido y ser sólidos defensivamente".

Respecto a cómo se imagina la disputa, dijo que para él será "un comienzo duro" y que un partido como el de mañana es de esos que "se ganan por detalles". Por eso, "en el momento que hay que golpear lo tenemos que hacer. Polonia es un rival muy duro que defiende muy bien". Aunque afirmó respecto al ánimo del equipo, sobre todo teniendo en cuenta que hay muchos, incluido él, que debutan en la competencia mundialista, que "Tenemos que estar tranquilos y no cargarnos de presión. Venimos haciendo cosas muy bien, seguir trabajando de esta manera. Los debutantes tenemos la responsabilidad de llevar esta camiseta. Es un orgullo y vamos a poner el pecho por Argentina".

Por último, en cuanto a la relación del grupo, afirmó que "somos apasionados y tenemos esa unión que nos caracteriza a los argentinos. Tenemos una conexión con la gente y nosotros. Lo aprovechamos dentro y fuera de la cancha".

Noticias Relacionadas