RM debutó como solista con el álbum "Índigo"

Además de publicar el disco, el líder de BTS hizo un vivo hablando de sus canciones, lanzó el videoclip del tema "Wild Flower" y su sesión de Tiny Desk.

Kim Namjoon, cantante, rapero y líder de BTS mejor conocido como RM, lanzó Índigo, su primer álbum solista. El disco, que cuenta con 10 temas, llega tras sus dos mixtapes "RM" y "mono". Estuvo acompañado por la publicación del videoclip de la canción "Wild flower", que cuenta con la colaboración de la vocalista de la banda Cherry Filter, Youjeen.

Índigo tiene colaboraciones de ocho artistas estadounidenses y coreanos de gran calibre. Aunque diversos en sus procedencias y estilos, todos aportan a un sonido en que predominan el R&B y el neosoul. Por momentos suave y melancólico, y por momentos vibrante y movido, el disco de RM entrega una mezcla exposiva gracias a la compañía de Erykah Badu, Anderson Paak, Tablo -líder de Epik High-, Paul Blanco, Mahalia, Colde, Kim Sawol, Cho Yujeen y Park Jiyoo.

Podemos decir que hoy es una jornada agitada para Army, considerando que RM no sólo sacó a la luz el disco en el que viene trabajando desde el 2019, sino hizo la tradicional transmisión en vivo que acompañó muchos de los lanzamientos de BTS, comentando y explicando el material nuevo. Además, NRP subió a YouTube la sesión de Tiny Desk del músico, en el que está acompañado por John Eun, Jaeshin Park y JK Kim, a quienes definió como "leyendas coreanas".

Al tratarse de nada más ni nada menos que el integrante fundador y líder de la boyband que lleva casi una década de carrera y ayudó a consolidar a la industria musical coreana como la única capaz de competir con la estadounidense, Índigo es un acontecimiento de relevancia que trae alianzas intercontinentales antes impesadas.

Definido en más de una ocasion por RM como "el último archivo de sus 20s", el álbum está plagado de reflexiones sobre la vida del jóven que cumplirá 30 el año que viene: sus preguntas existencias, conflictos y crisis de la vida del artista y la vida de la estrella.

Kim Namjoon, que empezó su camino en la música siendo poeta y rapero, es un fiel defensor del arte de la lírica. Así lo confirmó en una reciente entrevista para Variety, en la que llamó a sus colegas a prestarle más atención a esa parte del proceso creativo: "La industria está cambiando y la importancia de las letras está perdiendo posición. Pero de todos modos, quiero hacer una declaración sobre la importancia de las letras: tenés que ser un letrista, tenés que ser un poeta".

Sin dejar de mostrar su habilidad para rapear, las canciones de Índigo hacen honor a esta declaración, con fragmentos que tratan de manera afectiva y profunda los sentimientos de alguien que lleva 15 años escribiendo canciones que interpelan a millones de personas al rededor de todo el mundo. Y no es dato menor que la gran mayoría de ellas estén escritas en coreano: es necesario un poco de trabajo para acceder al significado detrás de los beats hyperos y las melodías pegadizas. Es por esto que el fandom de BTS se esmera en traducir la obra del grupo y difundirla en sistios como este.

"Quiero ser humano, antes de hacer algo de arte. Es un mundo cruel, pero va a haber un lugar para mí. Porque la belleza es una verdadera tristeza. Ahora podés sentir mi locura", entrega en el estribillo del primer track RM, junto a Erykah Badu. Según contó el músico, se la canción es un homenaje al pintor de la obra que se puede observar en la tapa de Índigo, Yun Hyong-keun, con quien se siente sumamente identificado.

El jóven, que es embajador de la cultura de Corea del Sur frente a la ONU y recibió esta semana una placa de agradecimiento de la Administración del Patrimonio Cultural (CHA) por sus contribuciones a la preservación y restauración del patrimonio cultural coreano en el extranjero, tiene la costumbre de publicar cartas para sus fans contándoles cómo se siente en momentos alegres o turbulentos de su vida. El día anterior al lanzamiento de Índigo, escribió que el disco llegaba al rededor de 15 años después de sus inicios en la música y que sentía que todas las piezas anteriores de su trabajo habían sido un preludio a este momento.

"Con la confianza de que muchos se han dado cuenta de mi triviales pero sinceras y verdaderas intenciones, pude juntar valentía y mezclar honestamente la música y los lenguajes que están cerca de la forma que tiene mi corazón ahora", compartió el músico y poeta.

También comentó que el videoclip de "Wild Flower" no llegaba con intención de resaltarla porque ninguna canción le parecía más importante que otra. Entre otras cosas, agregó que, en una era marcada por la cantidad de reproducciones que recibe la música, se sentía preocupado y nervioso por publicar un tema de 4:33 minutos casi totalmente escrito en coreano.

Más allá de los miedos y dudas que pueda tener él mismo, es un hecho que RM ha logrado capturar a un público bastísimo, generando a través de BTS un fenómeno que trasciendió barreras culturales y cambió las reglas del juego del pop global. Una prueba de ello es el hecho de que hoy sea casi tan fácil encontrar entre los jóvenes argentinos fanáticos de grupos coreanos, como de estrellas pop occidentales. Cerrando un largo primer capítulo de su carrera, con un pie en su tercera década de vida, RM lanzó al mundo un álbum emocional, que lo muestra adulto, aunque no por eso menos abierto a las preguntas sensibles que hicieron de la discografía de BTS una parada ineludible de la historia del pop del siglo XXI.

Noticias Relacionadas