Por qué la marcha de mañana será diferente a otras

El nuevo gobierno nacional anunció que le quitará planes sociales a quienes participen de la marcha del 20 de diciembre, un día con peso histórico en el que se "estrenará" el protocolo antipiquetes libertario.

Hay escenas que se repiten. Hay políticas sociales y económicas que se toman su revancha y son instrumentadas con inusual insistencia. No porque no se entiendan sus motivos, sino porque jamás dan resultado y hacen comenzar el ciclo nuevamente. Pero también siempre hay resistencia frente a ellas. Se cumplen 22 años de aquellas jornadas fatídicas de protesta del 2001 que iniciaron el estallido. Se cumplen 22 años de aquellas calles repletas por jóvenes y adultos cansados del empobrecimiento y constante empeoramiento de sus condiciones de vida. Se cumplen 22 años de aquellas muertes causadas por la represión policial de ese entonces. 

Para homenajear a los fallecidos y reivindicar ese espíritu de protesta en defensa del pueblo ante el hambre, los movimientos populares y organizaciones sociales nucleadas en el bloque de Unidad Piquetera (UP) convocaron a un ruidazo y a movilizaciones para este martes y miércoles en todo el país, en el marco de un nuevo aniversario del estallido de la crisis del 2001.

Y lo hacen en un contexto hostil y similar al de aquel entonces. Nuevamente se los amenaza ante la posibilidad de la protesta. Aunque, claro, con sus particularidades. Las organizaciones sociales y movimientos populares salen a marchar por primera vez contra el Gobierno de Javier Milei a poco más de una semana de haber asumido. Y la administración libertaria ya tiene listo su protocolo de orden público para estrenar. 

Por un lado, bajo el lema “el que las hace las paga”, Patricia Bullrich tendrá su primera prueba mañana para ver cómo funcionan las medidas que lanzó relacionadas a la utilización de drones y reconocimiento facial para identificar a quienes cortan las calles, detenerlos o aplicar diversas penas contra ellos. La ministra de Seguridad desea que quienes se manifiesten lo hagan por la vereda. Es decir, que miles y miles de personas se encolumnen en las veredas sin obstruir el paso.

A ella se sumó la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, quien en su primera aparición pública también estrenó nuevo lema contra los más desfavorecidos: “el que corta no cobra”. Además, la titular de la cartera afirmó que todo aquel que participe o instigue algún tipo de movilización perderá el diálogo con el Ministerio. Pese a las amenazas y la anticipación de un clima de alerta, lejos de retroceder en la convocatoria, los espacios sociales brindarán hoy una conferencia de prensa a las 15 frente al Congreso de la Nación para ratificar y explicar las características de la movilización prevista para mañana en Plaza de Mayo.

Bajo el lema "No es una crisis es una estafa", la Mesa Multisectorial Federal de la República Argentina convoca para 19 y 20 de diciembre a un Gran Ruidazo y movilización nacional en todas las plazas y esquinas del país "contra el ajuste de Javier Milei". Además, agrupaciones como UTEP, Libres del Sur y FOL, entre otras, convocaron a una jornada nacional de asambleas y ollas populares que se desarrollará este viernes "a lo largo y ancho del país", frente a "las medidas que agravan las condiciones de vida de millones de argentinos y argentinas".

¿Qué van a decir en la conferencia de prensa hoy las organizaciones? Expondrán sobre "las características de las denuncias" que hicieron "por amenazas y el intento de recortar la libertad de expresión garantizada por la ley" contra el presidente Javier Milei; la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; su par de Capital Humano, Sandra Pettovello; y el titular de Economía, Luis Caputo, en el marco del anunciado protocolo sobre las protestas sociales.

Por otro lado, el Frente de Izquierda-Unidad llamó a una audiencia pública a las 16 en la Cámara de Diputados contra el protocolo antipiquetes dispuesto por el Gobierno nacional, al que consideró "completamente ilegal e inconstitucional, que cercena el derecho a la protesta social".

¿Dónde se harán las manifestaciones y ruidazos?

En CABA, se hará en la intersección de las avenidas Acoyte y Rivadavia en Caballito, en Parque Avellaneda sobre García del Río y Pinto, en la Plaza Jorge Casal, en la Plaza Parque Avellaneda, en la Plaza Irlanda, en la Plaza Coronel Díaz, y en Avenida Santa Fe y Coronel Díaz.

En el Gran Buenos Aires, habrá movilización en Bella Vista (en la Plaza San Miguel sobre Río Pilcomayo), en Muñiz (en la Plaza de las Carretas), en Berisso (en el Parque Cívico), en Palomar (en la Plaza de los Aviadores), en La Plata (en Plaza España), en Quilmes (Plaza Islas Malvinas), en Ramos Mejía (Plaza Mitre), en Valentín Alsina (Plaza Constitución) y en Villa Bosch (en la Plaza Juan XXIII). 

De todas formas, en lo que hace a la jurisdicción bonaerense, el ministro de Gobierno de Buenos Aires, Carlos Bianco, afirmó que no aplicarán el protocolo de orden público ya que consideran que criminaliza la protesta. Si bien reconoció que las movilizaciones tienen que tener "cierto orden", dijo que el conjunto de disposiciones anunciado por el Ejecutivo nacional "sobrepasa un límite establecido durante todos estos años de democracia".

Quien ya aseguró su presencia en la movilización fue el dirigente social Juan Grabois, quien anunció hoy la conformación de una comisión que oficiará "como veedora de los derechos humanos". En un texto escrito conjuntamente con Nacho Levy, referente del colectivo Garganta Poderosa, afirmó que aunque "ni el partido Patria Grande, ni La Poderosa, ni el Movimiento de Trabajadores Excluidos, ni la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP)" convocan a la marcha de mañana, allí van a estar ellos como "personas comprometidas con el respeto irrestricto a los valores democráticos".

¿Qué van a estar haciendo? Van a estar "sosteniendo una guardia de derechos e información, con nuestros propios ojos, nuestros equipos de abogados y nuestros comunicadores desplegados por toda la ciudad, protegiendo la integridad de los manifestantes, salvaguardando sus derechos ciudadanos, registrando eventuales delitos de las Fuerzas y efectuando las denuncias correspondientes". 

En el escrito apuntaron con dureza contra Patricia Bullrich, a quien describieron como “otrora piquetera, otrora tractorera, cuyas cacerías hemos denunciado de manera frontal y hemos padecido en forma personal". "Saldrán a cazar `orcos`, malos, sucios y feos, mientras agonizan miles de empleos, como si todo este circo pudiera saldar la falta de pan. Buscan eso, ¡no lo encontrarán!", apuntaron en el texto.

Lo que está claro es que, como hace 22 años, muchos decidirán no quedarse en casa y hacer uso de su justo derecho a la protesta para reclamar a los representantes políticos que cumplan con aquello para lo que fueron elegidos: asegurar condiciones de vida dignas.

Noticias Relacionadas