Polémica en Gran Hermano: Julieta Poggio contó que le sacaron fotos a escondidas

La participante denunció a la producción lo ocurrido y contó que vio la cara de una persona desde atrás de un espejo.

Julieta Poggio denunció un incómodo momento por el que pasó dentro dentro de una de las habitaciones de la casa de Gran Hermano luego de la gala de eliminación de este domingo. Según relató, habría visto la cara de una persona detrás de uno de los espejos que le estaba sacando fotos y que, luego de que ella se percatara de su presencia, hasta le tiró un beso. La participante estaba en la habitación sola cuando se sorprendió con esta situación y alertó a los demás integrantes de la casa quienes advirtieron sobre la gravedad del asunto.

Tras la gala de eliminación en la que María Laura abandonó el certamen por la decisión del público, los participantes se mostraron muy preocupados por la seguridad y su estadía en la casa. En el show de Telefé, todos los integrantes deben convivir las 24 horas con cámaras que los están grabando, aunque la experiencia que contó Julieta les pareció algo fuera de lo pactado con la producción.

La modelo habló con Marcos y Alfa sobre el incidente, que la alertaron sobre el peligro de la invasión directa a su privacidad más allá del juego. “Es muy loco lo del celular. Te lo juro. Aparte le vi la cara. Nunca le había visto la cara así a alguien”, contó Julieta. “Estaba en la habitación, escucho un ruido y veo que había un celular pegado al vidrio. Entonces, como noto que nos estábamos mirando a los ojos, tipo contacto visual, me hacen ‘chuik’”, dijo la actriz.

"¿Te estaba sacando fotos con el celular? Eso no está bueno, que aparezca con el celular en el vidrio no está bueno porque es una foto que te robó a vos", le respondió Alfa a la modelo. La participante denunció el momento que vivió dentro de la habitación en el confesionario y destacó la gravedad de que un miembro de la producción de Gran Hermano interactuara de esa manera con un participante. 

Noticias Relacionadas