Movilizan a la embajada de Brasil en "defensa de la democracia"

Organizaciones sociales y sindicales convocaron hacia el edificio para prestar solidaridad con "el país hermano" y repudiar los intentos de golpe en la región.

Fuente: Movimiento Evita

Organizaciones sociales y sindicales convocaron a movilizar este martes hacia la Embajada de Brasil en Buenos Aires a modo de repudio hacia el intento de golpe de Estado que tuvo lugar este domingo, y también como manera de prestar apoyo y expresar solidaridad con Lula Da Silva y todo el pueblo del país hermano, para "defender la paz y la democracia en nuestra región".

Entre ellas, la primera en lanzar el comunicado fue el Movimiento Evita, que junto a Barrios de Pie y la Corriente Combativa marcharon esta mañana hacia el punto de encuentro. Tal como lo anunciaron, concentraron a partir de las 10.30 de este martes en Cerrito y Juncal para finalmente dirigirse a la embajada.

Fuente: Movimiento Evita

En un comunicado que lanzaron luego de la movilización, la organización atribuye la responsabilidad al expresidente, Jair Bolsonaro, a quien acusan de tener "actitud sistemática de arremeter contra la democracia, el bienestar y la seguridad del pueblo brasileño".

"Las similitudes de estos eventos con los ocurridos en el Capitolio (Estados Unidos) demuestran que existe una ultraderecha fascista dedicada a quebrantar la democracia en nuestro continente a través del lawfare y la violencia política", señalaron al establecer una regularidad trazando un paralelismo con lo ocurrido un año atrás.

Por su parte, el Colectivo Passarinho, integrado por ciudadanos brasileros del Frente Progresista y de Izquierda en Buenos Aires y militantes del PT en Argentina, convocaron también a marchar esta tarde frente a la Embajada.

"La consigna era mostrar que hay apoyo a Lula, que lo del domingo es un hito nefasto en nuestra historia, un golpe terrorista de bolsonaristas con connivencia de un grupo militar", señaló Renata Codas, integrante de Passarinho y del núcleo del PT en Argentina, en diálogo con Télam.

En ese sentido, subrayó la importancia de "mostrar apoyo al gobierno y no permitir la impunidad" de los sectores de derecha que intentaron un golpe de Estado.

El encuentro de la comunidad brasilera permitió "abrazarnos, porque no nos sacan la alegría, nos reímos, bailamos, es nuestra forma de manifestar", aseguró Codas y concluyó: "Los fascistas no van a pasar, tienen que ser juzgados".

Además convocaron a movilizar la CTA, agrupaciones piqueteras, La Poderosa, y organizaciones peronistas, junto a la comunidad argentina-brasilera.

Las centrales sindicales también movilizaron en apoyo a Lula

El secretario general de la CTA y diputado del Frente de Todos (FdT), Hugo Yasky, manifestó el pasado lunes en las puertas de la Embajada de Brasil en Buenos Aires que los ataques ocurridos el domingo en Brasilia fueron "un claro intento de golpe de Estado" y aseveró que "hay que cerrarle el paso a quienes con violencia y discursos de odio pretenden debilitar a un gobierno elegido por el pueblo".

También el secretario adjunto de SMATA y secretario gremial de la CGT, Mario Manrique, advirtió que el expresidente brasilero, Jair Bolsonaro, "alimentó un discurso radicalizado, incentivando reacciones organizadas porque no está dispuesto a perder el poder y lo va a querer retener de la forma que sea".

Ambos dirigentes sindicales se expresaron en el marco de la jornada de lucha llevada a cabo este lunes frente a la Embajada de Brasil, en el cruce de las calles Cerrito y Juncal, "en defensa de la democracia".

En el mismo sentido se expresó el secretario general adjunto CTA Autónoma, Ricardo Peidro, quien destacó que las ofensivas contra las democracias en América Latina "ahora no las llevan a cabo los militares sino la justicia y los grandes grupos económicos", y subrayó que "no fue solamente un intento de golpe en Brasil sino un un mensaje para todos los países de la región".

Los tres referentes sindicales entregaron un documento de apoyo al embajador Reinaldo José de Almeida Salgado, quien los recibió "agradecido", según enfatizó Yasky en declaraciones a la prensa a la salida de la reunión.

"Le transmitimos al embajador que para nosotros la democracia de Brasil vale casi tanto como nuestra propia democracia y estamos convencidos de que hay que cerrarle el paso a quienes con violencia y discursos de odio pretenden debilitar a un gobierno elegido por el pueblo", afirmó el diputado del FdT y destacó que "como Lula (Da Silva) es un trabajador y nosotros somos centrales sindicales tenemos una particular hermandad con su gobierno y con él".

Además de los dirigentes mencionados, el documento lo firmaron también el secretario general de ATE, Hugo Godoy; el secretario adjunto del gremio de Camioneros, Pablo Moyano; y el secretario general del SUTEBA, Roberto Baradel.

Con información de Télam.

Noticias Relacionadas