Milagro Sala: "Esta sentencia ya la tenían y estaban viendo el momento justo para largarla"

La dirigente social, presa hace casi siete años, afirmó que su condena responde a órdenes del gobernador de Jujuy Gerardo Morales.

La dirigente social Milagro Sala habló sobre la confirmación de su condena de 13 años de prisión luego de la decisión de este jueves de la Corte Suprema de Justicia, y afirmó que no le sorprende lo que pasó con el máximo tribunal: "Esta sentencia ya la tenían y estaban viendo el momento justo para largarla".

Sala remarcó la connivencia entre el gobernador jujeño Gerardo Morales y la Justicia, y sostuvo que "acaba de mandar un proyecto para adueñarse de 5 inmuebles de la Tupac Amaru ¿Les parece coincidencia?".

En diálogo con El Destape Radio, remarcó que "esta sentencia ya la venían avisando Clarín y La Nación. ¿Cómo saben antes ellos que los abogados?". Además, agregó que todo su proceso se trató de una "patraña judicial" y que "no quiero hablar de si hay un indulto de Alberto Fernández", ya que son ellos quienes lo tienen que resolver.

En ese sentido, Sala se sumó a las críticas por parte del oficialismo acerca del vínculo estrecho entre el principal partido opositor y los funcionarios judiciales. "Es una Corte Suprema que responde a los caprichos de Cambiemos y que fue puesta por el macrismo", aseguró en relación a que ha presentado "10 mil pruebas de que la causa Pibes Villeros es una causa armada". La dirigente se defendió diciendo que "nuestras obras (las realizadas por la Tupac Amaru) se miran y se tocan”.

Además, destacó las acciones que llevaron a cabo desde la organización y disparó contra el que considera su principal persecutor, Gerardo Morales. "En Jujuy no había viviendas y escuelas. Nosotros nos dedicamos a garantizarlo y la derecha dice corrupción y lo destruyó", expresó.

También manifestó la doble vara y la impunidad con la que se procede desde el entorno del gobernador provincial, a quien "le dieron plata para 262 escuelas y construyó 6 (…) el gobierno de Macri le mandó plata para 2.000 casas. Hizo 400. Hizo desaparecer la plata". En ese sentido, Milagro Sala apuntó que "nadie investiga como Gerardo Morales hace campaña por todo el país con el avión sanitario de la provincia".

La dirigente social afirmó que el mandatario radical de Jujuy le saca plata a sus habitantes para su campaña de Presidente. Apuntó contra el socio político y dijo que "Gil Lavedra es el tipo que iba a la Corte para ver si me confirmaban la sentencia en nombre de Gerardo Morales”.

Por otro lado, recordó los comienzos del proyecto político y social en el que se involucró. Afirmó que "con la llegada de Néstor nosotros éramos anti gobierno. No queríamos saber nada de ningún sector político. Cuando nace la Tupac Amaru buscamos a los compañeros que estaban sin trabajo para organizarlos. Nos dimos cuenta que los hospitales no tenían medicamentos y no había escuelas". Hasta que, cuando llega Kirchner al poder, según relata, les ofrecen construir casa: "nos daban la mitad de lo que le daban a las empresas de construcción".

Sobre su accionar con el dinero, dijo que "con la plata que daba la construcción hicimos un centro de salud y una pileta para los pibes del barrio. El convenio era que teníamos 6 meses para hacer las casas. Y con la plata que sobraba resolvíamos en asamblea qué íbamos a construir (…) construimos polideportivos, canchas, piletas".

Deslizó que su persecución judicial se debe a que "con nuestro proyecto hicimos enojar a las grandes empresas y a los sectores políticos que prometían cosas y no cumplían. Nosotros hicimos realidad la vivienda digna, la educación y el trabajo".

Finalmente, se refirió a la persecución judicial contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y afirmó que "es una víctima del lawfare". Criticó el accionar de muchos "que tenían que haber salido a las calles y no salieron. Unos por obedientes y otros porque se achanchan como dirigentes". Concluyó que ella ya está presa, pero "si viene la derecha va a venir por lo poco que queda". En ese sentido, fue categórica con su respuesta: "la única esperanza que tenemos es Cristina".

La palabra de Gerardo Morales

El gobernador de la provincia de Jujuy respaldó hoy el fallo de la Corte Suprema de la Nación mediante el cual se ratificó la condena a 13 años de prisión para Milagro Sala, acusada por asociación ilícita y defraudación al Estado en la causa conocida como “Pibes Villeros”.

Mediante una carta abierta dirigida al kirchnerismo, el mandatario provincial destacó que esta decisión “confirma la desarticulación definitiva del estado paralelo” que, según sus dichos, el oficialismo había instalado en territorio jujeño. Asimismo, consideró que la determinación judicial “ratifica la paz social lograda y la convivencia democrática en Jujuy”.

Bajo el título “El fin de la corrupción y la violencia”, Morales celebró el fallo del máximo tribunal y apuntó contra el kirchnerismo. “Durante más de 15 años, Milagro Sala fue la fiel expresión de la matriz de corrupción que instaló el Kirchnerismo en la Argentina. Dispuso de manera violenta de las personas, sus vidas y de los bienes de decenas de miles de jujeños y jujeñas”, comienza la carta del mandatario jujeño, la cual fue difundida a través de sus redes sociales.

“NO A LA IMPUNIDAD. NO A LA VIOLENCIA. JUSTICIA Y VERDAD”, concluye el comunicado.

La Secretaría de DDHH de la Nación afirmó que "la CSJN convalidó el lawfare contra Milagro Sala"

Según lo manifestado en un comunicado, la dependencia estatal afirmó que el máximo tribunal superior "convalidó este jueves la persecución política y judicial contra la dirigente social Milagro Sala al rechazar un recurso extraordinario federal presentado por su defensa por violaciones al debido proceso durante el juicio en el que fue condenada a 13 años de prisión por asociación ilícita".

Referida a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, afirman que "utilizó argumentos formalistas para desestimar la presentación y evitó así expedirse sobre la cuestión de fondo. No sorprende, pero no deja de indignar que (…) vuelva a demostrar su falta de compromiso institucional con la Constitución Nacional".

Sostienen que la violaciones groseras de las garantías judiciales demuestran que "el verdadero objetivo era la proscripción política y la desmovilización social, y no la lucha contra la corrupción" como anunciaron.

El comunicado concluye que "en Jujuy se instaló el laboratorio del lawfare, a partir del gobierno de Mauricio Macri que continua en la actualidad, destinado a perseguir a opositores políticos mediante la utilización del sistema penal y mediático, como se comprobó días atrás con la condena a la vicepresidenta Cristina Fernández".

Noticias Relacionadas