Lautaro Martínez: un "Toro" argentino

El delantero que fue goleador de la Selección en la Copa América 2019 y 2021 construyó su camino en el fútbol profesional a base de actitud, habilidad y goles.

No cualquiera se gana el mote de “Toro” en el mundo del fútbol. Hacen falta por lo menos dos cualidades de alto valor dentro del campo de juego: fuerza y voluntad para ir siempre al frente. Esas son dos cosas que a Lautaro Martínez no le faltan.

Durante la Copa América 2019, Martínez convirtió seis goles en 10 partidos y se consagró como el segundo goleador del conjunto argentino durante el torneo, ubicándose debajo de Lionel Messi. Pero el “Toro” ya era “Toro” antes de ser una figura central de la Scaloneta.

La vida de Martínez estuvo marcada por el fútbol desde su más temprana edad. Es que su padre, Mario Oscar Martínez, jugó cinco temporadas en Villa Mitre como lateral izquierdo y luego pasó por Rosario Puerto Belgrano de Punta Alta, Racing de Olavarría y Liniers de Bahía Blanca. Siguiendo el camino –tal vez, el ejemplo- de su progenitor, Lautaro comenzó a patear pelotas de muy pequeño.

Fue así que desde los ocho años, Martínez junior se formó en Liniers de Bahía Blanca, donde había jugado su padre. El 16 de mayo del 2013, a sus 15, se levantó del banco de suplentes de dicho club para entrar al campo de juego. Era un partido contra Puerto Comercial que los de Liniers iban perdiendo 0 a 2. Martínez entró a los 15 minutos del segundo tiempo y no tardó en marcar el descuento, para luego asistir a un compañero en el segundo gol, logrando el empate. Actitud de Toro.

Esa capacidad de resolución fue la que lo llevó a debutar en la Primera de Racing, el 31 de octubre del 2015, en un partido ante Crucero del Norte, en el que entró para reemplazar al ídolo del club, Diego Milito.

A esa altura, el desempeño del delantero en las inferiores, donde no paraba de convertir goles, ya había llamado la atención de algunos clubes europeos. Sin embargo, Martínez eligió aportar su magia a Racing. Mientras tanto, jugaba en la Selección Argentina sub-20, con la que participó del torneo de L’Alcudia 2016, en el que fue elegido figura y destacó como máximo goleador; la Copa Sudamericana Sub-20 2017 y la Copa Munidal Sub-20 del mismo año, en la que también brilló por su habilidad para rematar y embocar, marcando cinco tantos.

Así, Lautaro Martínez se ganó un lugar en la Selección. Jorge Sampaoli lo convocó en el 2018 para representar a Argentina en un amistoso con España. El 27 de marzo, entró a los 59 minutos de un partido que Argentina perdió 6 a 1. El sabor amargo de ese debut tardaría un poco en revertirse. Pero el dulce sabor de la victoria, llegaría para el bahiense.

El jugador volvió a ponerse la camiseta celeste y blanca durante los meses restantes del 2018 y el 2019, convocado esta vez por Lionel Scaloni. Tanto en los amistosos como en los partidos de la Copa América 2019, el nacido en Bahía Blanca destacó anotando tantos e incluso logró un triplete frente a México en un amistoso que Argentina ganó 4 a 0. Sin embargo, el delantero no conseguía todavía gritar “campeón” con la camiseta nacional.

La oportunidad llegó en el 2021, cuando Scaloni lo volvió a convocar para disputar la Copa América. Una vez más, Martínez destacó convirtiendo goles en fase de grupos ante Bolivia, cuartos de final contra Ecuador y semifinales frente a Colombia. Tres goles en seis partidos lo ubicaron como tercer goleador de la Copa y segundo de la Argentina (debajo de Lionel Messi). Esta vez, Argentina se llevó el título y Lautaro dio la vuelta junto a la Selección. El “Toro” se perfilaba como goleador y titular indiscutido de nuestro equipo.

Una lesión en el tobillo hizo que Martínez no llegase al 100% a Qatar. Por este motivo, Lautaro jugó menos de los esperado y no convirtió goles durante la Copa del Mundo. Sin embargo, esto no impidió que su figura tuviese una gran presencia, cuya máxima expresión fue el penal que pateó frente a Países Bajos, con el que la Selección clasificó para la final del mundo.

Desde el 2020, Lautaro Martínez juega en el Inter de Milán, donde siguió alimentando su camino profesional a base de goles y más goles, dobletes y tripletes incluidos. En mayo del 2021, se consagró campeón de la Serie A, y fue figura del equipo. Este año, logró su segundo título en Italia, al ganar la Supercopa de Italia en una final frente a la Juventus FC.

Con 24 años, el "Toro" argentino vuelve de Qatar como campeón, habiendo sido una pieza clave para el desarrollo y la consolidación de la Selección que le devolvió a la Argentina el título, después de 36 años.

Noticias Relacionadas