La mayoría de las trabajadoras de casas particulares sufre violencia y acoso laboral

La actividad es realizada casi exclusivamente por mujeres y es uno de los sectores más expuestos a violencias en la zona del AMBA.


Casi la totalidad de las trabajadoras de casas particulares del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) aseguran haber vivido situaciones de violencia y acoso laboral, al tiempo que refieren un "llamativamente bajo conocimiento" de la legislación que regula al sector, según un informe difundido por el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA).

Los principales comportamientos y prácticas que afectan a las trabajadoras de casas particulares incluyen desde el acoso psicológico como humillaciones e insultos, la violencia sexual y el contacto físico indeseado, hasta el daño económico por irregularidades en el pago de los salarios. Como resultado se observa que las mujeres frecuentemente abandonan el puesto de trabajo y evitan la institucionalización del conflicto.

Entre los principales hallazgos, en el texto se destaca "la verificación de un llamativamente bajo conocimiento de la legislación que regula al sector, tanto por parte de las personas que emplean como de las trabajadoras".

Actualmente, el sector de casas particulares en Argentina emplea cerca de 1,4 millones de personas en todo el país y se trata de una actividad casi exclusivamente realizada por mujeres (99,3%), que representa al 17,4% de las mujeres ocupadas y el 22% de las asalariadas. La tasa de informalidad del sector es del 77%, según un informe de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo en 2020.

Las más afectadas por esta problemática son las mujeres jóvenes y migrantes, quienes principalmente mencionaron haber sido objeto de acusaciones de robo ante la desaparición o pérdida de algún objeto de la casa.

El "Estudio cualitativo sobre violencia y acoso en el sector del trabajo doméstico" se realizó entre mayo y junio de 2021 entrevistas semiestructuradas y grupos focales con trabajadoras, empleadoras y empleadores, funcionarios de gobierno y organizaciones que trabajan en el sector dentro del AMBA, para la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Con información de Télam.

Noticias Relacionadas