La inflación en la Ciudad fue del 5,8% en noviembre y acumula un 82,9% en 2022

Los precios minoristas en el ámbito porteño a nivel interanual alcanzó el 89,9% empujado por el rubro de vivienda, servicios y combustible.

La Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires informó que durante el mes de noviembre el Índice de Precios al Consumidor (IPCBA) registró un incremento de 5,8%. En los primeros once meses de 2022, los precios minoristas en el ámbito porteño aumentaron un 82,9% en promedio.

Durante noviembre la variación del IPCBA respondió fundamentalmente a las subas en las siguientes divisiones: Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, Alimentos y bebidas no alcohólicas, Restaurantes y hoteles, Transporte y Recreación y cultura, que en conjunto explicaron el 76,5% del alza del Nivel General. 

Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles aumentó 12,4% e incidió 2,02 puntos, al impactar principalmente los aumentos en los gastos comunes por la vivienda. Le siguieron en importancia las subas en los precios de los alquileres, junto con los incrementos en la tarifa residencial del servicio de suministro de agua, de electricidad y de gas natural por red.

“La inflación de noviembre probablemente sea menor al 6%, pero todo parece indicar que será una excepción y que en diciembre volvería a superar ese número, en parte por impactos estacionales típicos de ese mes”, señaló el agente de compensación y liquidación Cohen. “Teniendo en cuenta la tensión cambiaria y las cada vez más numerosas restricciones a las importaciones, la inflación del 100% anual luce más un piso que un techo para 2023″, afirmó.

El próximo jueves 15 se espera la difusión del índice de precios la consumidor (IPC) del INDEC a nivel nacional, también correspondiente al mes de noviembre. La Dirección de Estadísticas porteña informó que durante el mes de noviembre los Bienes registraron una suba de 4,4%, por debajo de los Servicios que aumentaron 6,8%. La dinámica mensual de los Bienes respondió fundamentalmente a los incrementos en los precios de los alimentos (principalmente panificados, lácteos y frutas).

Los datos sobre el área de Servicios, además, reflejaron aumentos en los valores de los gastos comunes de la vivienda, de los restaurantes, bares y casas de comida y de los alquileres. Le siguieron en importancia, los ajustes en la tarifa residencial del servicio de suministro de agua y en las remuneraciones del personal de servicio doméstico.

Noticias Relacionadas