“La gente está muy contenta con las medidas porque entendió el problema”

El ministro de Economía, Luis Caputo, aseguró que las medidas de ajuste y de shock, que implicaron una marcada devaluación, fueron bien recibidas por la gente. Además, puntualizó en algunas de ellas.

El ministro de Economía de la Nación, Luis Caputo, anunció este martes el paquete de medidas de emergencia que implican ajuste y shock, con devaluación de por medio, para ir en camino hacia el déficit cero. Las nuevas políticas conllevan, en los siguientes meses, una alta inflación, el encarecimiento de la vida diaria y que, en palabras del ministro, “por un par de meses vamos a estar peor que antes”. 

Sin embargo, anoche afirmó que “la gente está muy contenta porque entendió el problema”. “El ajuste que va a pagar la gente son las consecuencias de la política económica anterior. Lo que estamos haciendo nosotros es al revés, es para que no se sufra más eso", argumentó.

En un anuncio grabado que dejó más certezas que dudas, Caputo hizo su primer comunicado público. Por eso, anoche le hicieron una entrevista en el programa televisivo “A dos voces” para que pudiera puntualizar bien de qué se trata cada una de las medidas de ajuste anunciadas. En ese marco, en lo relativo a dejar de subsidiar tarifas de los servicios, el titular de Haciendo afirmó que “se va a empezar a subsidiar a la demanda en vez de subsidiar directamente una tarifa. Se le va a dar a un sector de la población 200 kilowatts”.  Subrayó que, en todo caso, todo dependerá del “buen uso” de la energía que hagan los ciudadanos ya que, una vez pasen ese límite, pagarán tarifa plena”.

En lo relativo a la inflación, afirmó que si bien no quiere crear una expectativa sobre el posible número de diciembre, “claramente va a ser sustancialmente más alta que en noviembre”, que ayer se dio a conocer que arrojó un 12,8%. Todo indicaría, en palabras del propio presidente, Javier Milei, que nos encaminamos a entre un 20% o 40% de inflación mensual este verano.

Respecto a medidas de ajuste como dar marcha atrás con la ley ya aprobada en septiembre pasado que subió el mínimo no imponible del tributo a las Ganancias, norma que incluso votó a favor el propio Milei, Caputo afirmó que “anunció cosas con las que ideológicamente no está de acuerdo”, pero que son en virtud de la emergencia del momento. Si bien afirmó que se volverá a pagar el impuesto, descartó que envíe un texto de ley como es necesario, y presionó a las provincias para que apoyen la iniciativa ya que “son las más interesadas en que esto se de vuelta” porque afecta a sus arcas.

Ante la pregunta de qué ocurrirá con los asalariados que vieron sus sueldos licuados con esta devaluación, el ministro respondió que no sabe y que supone que “se negociará en paritarias”, descartando así la posibilidad de una suma fija.

En línea con el retiro de los subsidios, en relación al transporte dijo que el boleto barato “es un falso populismo con el que te hacen creer que te dan un beneficio pero te lo cobran por otro lado cuando vas al supermercado”. De esa manera, justificó la suba del mismo afirmando que los que menos tienen termina pagándole el boleto a los que sí pueden hacerlo. "¿Por qué mi hijo tiene que tener subsidio al transporte?", preguntó. Su frase se entiende en el marco de que Caputo pertenece a una de las familias más millonarias del país. 

Aunque ese razonamiento no duró demasiado. Anunció una nueva ley de blanqueo por la que se le da la posibilidad a los que evadieron y fugaron su plata al exterior a que la traigan al país sin ningún costo o consecuencia. En cambio, sí se comenzará a cobrar un 5% de interés a quienes decidan sacar sus dólares del banco. “Queremos que los capitales vuelvan, es muy costoso para el país que se lo fuguen”, anunció el ministro que cuando ocupó el Ministerio de Finanzas durante el macrismo promovió una de las fugas de divisas más grandes. 

En lo relativo a las jubilaciones, aclaró que van a eliminar la actual fórmula jubilatoria ya que “no funciona” y, en su lugar, “se va a encontrar una fórmula nueva”. "Con la fórmula actual, los jubilados cobrarían entre 25% y 40% menos que la inflación", explicó. "Estamos evitando una catástrofe, y lo que estamos haciendo es lo único y lo mejor que se puede hacer. Esta vez el esfuerzo que va a hacer la gente, va a rendir frutos", definió.

Finalmente, respecto del incremento en el precio de los combustibles, Caputo sostuvo que "el aumento de la nafta refleja la zoncera de hacerle creer a la gente que los precios son la decisión de un funcionario. Va a haber un sendero de ajuste de precios donde los aumentos van a ser menores en los próximos meses".

Noticias Relacionadas