La conducta de Salt Bae en la final de Qatar ya le vetó la entrada al próximo mundial

El famoso cocinero se metió en el campo de juego tras la victoria argentina e incomodó a los jugadores sacándoles la copa y metiéndose en sus fotos.

El famoso cocinero Salta Bae logró meterse en el campo de juego durante los festejos de Argentina por la obtención de la Copa del Mundo. Su excesivo entrometimiento en las fotos de los futbolistas y su insistencia en querer quitarles la Copa de las manos hicieron que se ganara el repudio de muchos internautas en redes, que lo acusaron de intentar robar protagonismo.

A raíz de su conducta y las repercusiones que tuvo en redes, la liga de fútbol norteamericana le prohibió el ingreso a los partidos que se disputarán durante 2023. Esto pone en duda su potencial participación en el próximo Mundial que se celebrará en conjunto por México, Canadá y Estados Unidos.

El mundialmente conocido chef Nusret Gökçe (Salt Bae) es dueño del restaurante más popular de Medio Oriente, el Nusr-Et, al que van reconocidas figuras y famosos de todo el mundo. En este caso, durante las estadía en Qatar, el presidente de la AFA (Asociación de Fútbol Argentino), Claudio "Chiqui" Tapia pasó por allí y, según una historia publicada por el cocinero, comentó una promesa que le hizo.

“Presidente de la Argentina (pensó que era del país y no de la asociación), Chiqui Tapia. Es maravilloso y muy sincero (…) Dijo que si Argentina sale campeona del mundo, todos juntos haremos un gran festejo en Doha”, expresó en su Instragram.

Evidentemente el influencer maneja algún tipo de relación privilegiada con alguien de la organización porque lo cierto es que pudo pasar sin problemas y alcanzar a los jugadores.

Así lo denota su feed: sus últimas publicaciones son con los campeones del mundo en los que se los aprecia visiblemente incómodos. El primer vídeo es con Ángel Di María, en la cual Bae hace una especie de rugido que descoloca al 11 de la selección.

Le siguen varias fotos y vídeos haciendo el gesto que lo catapultó a la fama: tirar sal desde arriba. Lo intentó hacer con Cristian “Cuti” Romero y con Lisandro Martínez. Y si bien el primero tuvo más paciencia, aún sin entender que hacía el hombre ahí, Lisandro no cedió a la actitud del chef y en ningún momento le soltó la copa ni se prestó a sus intenciones.

Otra imagen viral es la de Lionel Messi ignorándolo cuando lo va a saludar porque lo embosca de una manera prepotente. Se nota en el vídeo como el capitán lo mira serio y ofrece un saludo desganado.

De hecho, un relator de la NBA, la liga norteamericana de básquet, es quién publica el vídeo con la leyenda "Messi se merece otra Copa del Mundo por no importarle un carajo Salt Bae".

Noticias Relacionadas