“El juicio es volver al horror”: la mamá de Ángeles Rawson envió una carta a los padres de Fernando

Jimena Aduriz brindó su apoyo a los padres del joven de 18 años asesinado en Villa Gesell en 2020 por medio de una carta en sus redes sociales. 

Jimena Aduriz, madre de Ángeles Rawson, la adolescente de 16 años asesinada en 2013 por el encargado del edificio en el que vivía en Palermo, publicó en las redes sociales una carta dirigida a los padres de Fernando Báez Sosa, en la que les pide que “tengan fortaleza” durante el juicio oral que se desarrolla en los tribunales de Dolores, ya que es “una de las situaciones más crueles que puede vivir un ser humano”.

“El juicio por el asesinato de un hijo es volver a vivir pero con más horror los momentos más crudos de esos instantes que nos cambiaron la vida. Es enfrentar al asesino, conocer detalles escalofriantes, ver videos de la muerte o de los instantes previos, escuchar a la defensa que en su estrategia intenta derribar la verdad, y todo eso manteniendo la templanza y en silencio”, comienza Aduriz, quien atravesó un proceso similar. El 15 de julio de 2017, tres años después del crimen, Jorge Mangeri fue condenado a prisión perpetua como el responsable del femicidio de su hija.

La carta continúa: “Es una de las situaciones más revictimizantes, sino la más cruel que puede vivir un ser humano y aunque se logre justicia, los hijos no vuelven. Sólo le ruego a Dios que en este penar, Graciela y Silvino tengan la fortaleza para transitarla. Como tantos otros padres. Y como tantos otros que ni siquiera llegan a esta instancia o llegan y no tienen Justicia”.

Este jueves, consultada por Télam sobre los motivos que la llevaron a publicar la carta, Aduriz respondió: “Siempre pienso que en materia de contención, cuando alguien habla tu mismo idioma es la mejor forma de ayudar”.

El juicio a los ocho jóvenes jugadores de rugby imputados por el homicidio de Fernando Báez Sosa la tiene “obviamente conmovidísima”, contó Aduriz, ya que le trajo “muchos recuerdos” sobre lo que ella misma vivió en 2015 en el juicio a Jorge Mangeri, el femicida condenado a prisión perpetua por el crimen de su hija.

“La idea es que sepan (los padres de Fernando) que hay alguien que estuvo de ese lado y para que los demás también entiendan cómo es estar en un juicio”, comentó Aduriz. “No es solamente el objetivo de lograr justicia. Es pasar por una transición tremendamente cruel y victimizante para lograr justicia y que encima tus hijos no vuelvan”, añadió.

“No es solamente el objetivo de lograr justicia. Es pasar por una transición tremendamente cruel y victimizante para lograr justicia y que encima tus hijos no vuelvan”, agregó. Sobre los ocho rugbiers juzgados por el crimen de Fernando, la mamá de Ángeles dijo: “Ojalá que les den prisión perpetua a todos. No se trata solo de la muerte de Fernando sino también de la alevosía y la saña que pusieron”.

Fuente: Télam

Noticias Relacionadas