Duro discurso de Espert contra Hebe de Bonafini

Fue mientras la Cámara de Diputados homenajeaba a la histórica Madre de Plaza de Mayo. Inmediatamente fue repudiado por el oficialismo.

En la sesión de este jueves en Diputados, además de discutirse una serie de proyectos, se celebró un homenaje a Hebe de Bonafini, la histórica Madre de Plaza de Mayo fallecida el pasado domingo a los 93 años. Mientras transcurría y después de expresar sentidas palabras funcionarios del oficialismo y del Frente de Izquierda, José Luis Espert pidió la palabra. Comenzó con frases que parecían sumarse a la serie de demostraciones anteriores. “La muerte de ningún ser humano puede festejarse. Hay seres queridos que lloran su muerte y quiero enviarle mis condolencias a la familia de Hebe de Bonafini”, dijo el economista. Pero luego continuó con una catarata de críticas y degradaciones para con la figura de la mujer que supo enfrentar a la dictadura militar.

“Escucho emotivos discursos que ponen a la señora Bonafini como una suerte de prócer de los Derechos Humanos. Me pregunto: ¿vamos a honrar el fraude? ¿Vamos a honrar la corrupción? ¿Vamos a homenajear a una persona que ha sido una verdadera deshonra para la Nación?”, continuó Espert a pesar de los gritos de reprobación que llegaban desde la bancada oficialista.

El legislador de Avanza Libertad aseguró que tras la muerte de Juan Pablo II, Bonafini dijo que ellas (por las Madres) deseaban que “se queme vivo en el infierno, es un cerdo”. También refirió a que la ex titular de Madres "reivindicó el acto terrorista" contra la Torres Gemelas, en Estados Unidos, diciendo que sintió una "gran alegría" cuando éste sucedió. "Cuando el delincuente de Luis D’Elía tomó una comisaría en La Boca al principio del gobierno de Néstor Kirchner, Hebe dijo que hicieron muy bien los compañeros (…)y dijo que lo menos que podemos hacer es romper las comisarías, porque en ellas se hace el horror, se tortura, se viola”, agregó.

Además, la acusó de ser “una mujer que corrió a los bolivianos de la Plaza de Mayo al grito de váyanse bolivianos de mierda”, continuó en medio del repudio del resto de los diputados. El diputado José Luis Gioja, que estaba presidiendo la sesión, le recordó a Espert que los homenajes no se utilizan para cuestionar al homenajeado. “Córteme el micrófono si quiere, yo voy a seguir hablando”, desafió. “Quiero reconocer a los argentinos que fueron víctimas de Sueños Compartidos, causa por la que Hebe de Bonafini estaba procesada”, explicó.

“Murió Néstor, murió Hebe de Bonafini, se está cerrando otro de los tantos períodos oscuros de la Argentina, marcado por el robo, la mentira y la pobreza. Mi homenaje hoy es a las víctimas de estos delincuentes. Se viene el Nunca Más de la prepotencia y la corrupción. Kirchnerismo, nunca más”, concluyó entre gritos parafraseando la frase con la que se selló el final de la última dictadura cívico-militar, desvirtuando su fin y poniéndola en contra de quién más la enarboló.

Desde el Frente de Todos no tardaron en rechazar las afirmaciones del diputado de Avanza Libertad. German Martínez, el jefe de la bancada oficialista, presentó una cuestión de privilegio para poder apuntar contra el diputado. "No puede utilizar el tiempo de los homenajes para hablar en contra de la persona por la que se está haciendo un homenaje (…) Lo que hizo traiciona acuerdos de Labor (…) Jamás se utilizó el tiempo de un homenaje para decir las barbaridades que dijo el diputado preopinante. No implica que tengamos que tener opiniones idénticas, pero ¿Festejar la muerte? ¿Descalificar a una persona que acaba de fallecer? Si las fuerzas democráticas no somos capaces de poner un freno a las fuerzas que están tratando desde la derecha de llevar a la Argentina al abismo, nos estamos equivocando", afirmó.

Más tarde hizo uso de la palabra en el marco de las cuestiones de privilegio el diputado nacional del FdT, Leopoldo Moreau, quién sostuvo que "hay diversas formas de cobardía y una de ellas es, como se dice vulgarmente, venir con el cuchillo debajo del poncho", y rechazó "tratar de aprovechar una circunstancia como significa un homenaje para transformarlo en una descalificación, en un insulto de quien es homenajeada".

"Esa cobardía se extiende a quienes, por no dar la cara en defensa de una política de represión que íntimamente y políticamente han compartido, descalifican a las personas, en este caso Hebe de Bonafini, que ha sido símbolo a la resistencia de esa política represiva", aseveró Moreau, al hacer referencia a la ausencia de Espert que no se encontraba en el recinto.

La diputada del FdT, Marisa Uceda, en tanto, cuestionó a Espert y dijo que "usó una banca de la democracia para celebrar la muerte. Dijo que se está cerrando un ciclo pero yo le digo que hay peronismo y kirchnerismo para rato y nosotros no nos vamos a ir". Por su parte, el diputado del oficialismo por Chaco, Aldo Leiva, rechazó los dichos de Espert y calificó de "cobarde, rata y mal nacido" al legislador de Avanza Libertad. Afirmó que "ojalá cada uno de los argentinos podamos comenzar a desenmascarar a estos personajes".

Noticias Relacionadas