Doble récord de Messi: pasó a Batistuta y en la final superará a Matthäus

El rosarino alcanzó al alemán y el próximo domingo se convertirá en el jugador con más encuentros disputados en la historia de las Copas del Mundo. En goles, superó al Bati en la Selección.

Fuente: Aníbal Greco

Ya sabemos que Lionel Messi es el mejor jugador del mundo. Pero cuando parece que el rosarino superó todos los récords disponibles, va y sigue batiéndolos. Como por si queda alguna duda. Ayer lo vimos romper uno doble: pasó a Gabriel Batistuta (10 tantos) en cantidad de goles hechos con la Selección Argentina en una Copa del Mundo y además alcanzó a Lothar Matthäus como los dos jugadores que más partidos disputaron en un Mundial (25). El próximo domingo se quedará con el primer lugar del podio únicamente para él.

A todo esto, también se encuentra entre uno de los tres máximos goleadores con su selección: solo es superados por Cristiano Ronaldo con 117 tantos en 188 partidos con Portugal, y por Ali Daei, quien hizo 109 goles en 149 encuentros. Los continúa Messi con 96 gritos de gol en 170 oportunidades desde el primero de marzo del 2006.

Su debut en un Mundial fue en Alemania 2006, con gol frente a Serbia y Montenegro (6-0). En esa Copa fue titular contra Países Bajos (0-0) y también jugó ante México en octavos de final (2-1). El día de la eliminación, con Alemania (por penales), el técnico José Pekerman lo dejó en el banco de suplentes.

De allí en más, Messi no faltó a ningún otro encuentro: en Sudáfrica 2010 estuvo en los cinco, en Brasil 2014 jugó los siete, mientras que en Rusia 2018 fueron cuatro. Fue titular en cada uno de ellos y solamente en uno no jugó los 90 minutos: salió a los 63 minutos en el 3-2 frente a Nigeria del 2014.

Pasó por nueve DT´s en el conjunto albiceleste. Del primero al último:  José Pekerman (2005-2006), Alfio Basile (2006-2008), Diego Maradona (2008-2010), Sergio Batista (2010-2011), Alejandro Sabella (2011-2014), Gerardo Martino (2014-2016), Edgardo Bauza (2016-2017), Jorge Sampaoli (2017-2018) y Lionel Scaloni (2018-hasta la actualidad).

En total, Messi jugó 25 partidos en Mundiales (récord para un futbolista argentino), y 23 de ellos fueron como titular: acumula 15 triunfos (dos en prórroga), cuatro empates (dos ganados en penales) y cinco derrotas (uno en prórroga). Suma 10 goles y 7 asistencias en un total de 2.106 minutos (sin contabilizar los del partido ante Croacia).

El ganador de siete Balones de Oro fue capitán en 19 encuentros y también ayer quedó como el jugador que más veces usó la cinta de un seleccionado en la historia de los Mundiales.

Esta será la séptima final que disputará el rosarino desde su debut en el seleccionado mayor el 17 de agosto de 2005. El «10» pudo conquistar la Copa América 2021 contra Brasil en el estadio Maracaná de Río de Janeiro. Ese título le dio la posibilidad de jugar la Finalissima contra el campeón de Europa, Italia, en Londres y Messi volvió a alzar el trofeo luego de un contundente 3-0 en el mítico estadio Wembley. La primera definición que protagonizó Messi fue la de la Copa América 2007 en Venezuela que terminó en derrota 3-0. Luego, encadenó la fatídica mala racha de tres finales consecutivas perdidas entre 2014 y 2016.

Pero se levanta y da pelea. Ayer no alcanzó los dos récords así sin más. Lo hizo mientras disfrutábamos de una de sus mejores versiones. Hasta se dio el lujo de seguir mostrándonos sus magias cuando parecía que en el primer tiempo tenía alguna molestia física. 35 años. Somos contemporáneos a él.

Esperamos que el domingo ocurra otro (merecidísimo) milagro.

Noticias Relacionadas