Cristina Kirchner recusa a la jueza y vinculó a un diputado del PRO con el atentado

La vicepresidenta Cristina Kirchner anunció esta mañana que instruyó a sus abogados para que recusen a la jueza María Eugenia Capuchetti, quien investiga el intento de asesinato en su contra, y vinculó al diputado del PRO Gerardo Milman con el ataque.

La vicepresidenta Cristina Kirchner anunció esta mañana que instruyó a sus abogados para que recusen a la jueza María Eugenia Capuchetti, quien investiga el intento de asesinato en su contra. La acusa de no haber avanzado con medidas de prueba para establecer los vínculos políticos del atacante, Fernando Sabag Montiel, y apunta a la figura del diputado del PRO Gerardo Milman por su presunto conocimiento previo del atentado.

A través de su cuenta de Twitter, CFK acompañó el anuncio de la recusación con un video que enumera las pruebas que vinculan a Milman. "Se constataron judicialmente las afirmaciones del testigo. El testigo estaba en el lugar y hora que se indicó. Milman estaba en el bar Casa Blanca a la misma hora que declaró el testigo. Efectivamente estaba acompañado de dos mujeres que se comprobó son sus asesoras en el Congreso. Al otro día viajó a la Costa. A los dos días quisieron matar a Cristina Kirchner", sostiene la voz en off en el video.

Pese a que las asesoras mintieron en su declaración y se comprobaron los hechos mencionados por el testigo, dice el vídeo, Milman no fue citado a declarar. Otro punto destacado en el material es que una de las asesoras, Carolina Gómez Mónaco, tiene una empresa cuya socia es María Mroue, la panelista del programa de Crónica TV en el que habían aparecido por primera vez Sabag Montiel y Brenda Uliarte semanas antes del atentado. 

Por último, se agrega un llamativo proyecto que presentó el diputado 13 días antes del atentado, donde ya alertaba que "un iluminado podría realizar un posible ataque a la figura de Cristina para favorecer el clima de violencia”. Uno de los co-firmantes fue Francisco Sánchez, quién días antes había pedido que se aplique la pena de muerte a la vicepresidenta. 

“Cuando aparecieron las primeras pruebas que involucraron a la política con el ataque, la jueza Capuchetti paralizó y boicoteó la investigación”, cierra el vídeo, junto a la conclusión de que “el partido judicial quiere a Cristina presa o muerta, no como víctima”.

Noticias Relacionadas