Llega una desregulación aerocomercial

El Gobierno aprobó por medio de un decreto la reglamentación que establece el acceso a los mercados aerocomerciales, deroga normas y modifica el Código Aeronáutico.

Cinco días después de haber asumido por tercera vez un cargo con rango ministerial, Federico Sturzenegger, hoy al frente de la cartera de Desregulación y Transformación del Estado, ya se puso manos a la obra y debutó con su cometido en el sector aerocomercial. Por medio de un decreto, se comenzó a desregular el sector a partir de varias decisiones que no solo impulsan una política de “cielos abiertos” sino también que avanza sobre el sistema de rampas, la certificación de matrículas, el régimen de la tripulación aérea, entre otros puntos. 

El principal impacto que tiene la medida actúa sobre el eje de las autorizaciones aerocomerciales para operar en territorio argentino. A partir de este momento, las aerolíneas podrán hacer los contratos que quieran, y sólo será necesario el permiso de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC). El objetivo es, dicen, impulsar una mayor competencia. El decreto 599/2024 fue redactado por Sturzenegger y por el secretario de Transporte, Franco Moggeta. 

La perjudicada podría ser Aerolíneas Argentinas, que hoy ofrece algunas rutas que otras no tienen, ya que se establecerán incentivos para la realización de nuevas rutas y/o para operación de nuevos transportadores. La iniciativa, además, permite que haya más operadores de rampas y que cada aerolínea pueda elegir la empresa que le brinda el servicio. En la actualidad, Intercargo tiene la exclusividad y algunas aerolíneas, como Flybondi y American Airlines, se autoprestan. 

“La actividad regulada por el presente reglamento se regirá por los siguientes principios: a) Libre acceso al mercado de nuevos explotadores a través de procedimientos administrativos breves y ágiles, b) Estímulo a la competencia leal entre los distintos explotadores, c) Desregulación tarifaria, d) Resguardo de la seguridad operacional, e) Vigilancia operacional continua de los servicios autorizados, f) Libertad en la fijación de frecuencias, en su caso, declarándolas inicialmente en su plan de negocios, para su análisis sujeto a estrictos criterios operativos y a la necesidad de que el tráfico aéreo se desarrolle de manera segura y ordenada, g) Intervenciones de la Administración Pública Nacional limitadas y eficientes, de carácter digital/electrónico, tendientes exclusivamente a la preservación de los principios enunciados precedentemente, h) Transparencia en la medición, asignación y utilización de la capacidad aeroportuaria”, indicó el Gobierno.

El decreto lleva las firmas del presidente Javier Milei, del jefe de Gabinete, Guillermo Francos, y del ministro de Economía, Luis Caputo. En pos de asegurar el libre mercado, “se instruye a las autoridades competentes a que garanticen la libre competencia, sujeta a la reglas de lealtad comercial, generando las instancias necesarias para evitar cualquier conducta monopólica por parte de un transportador, un operador de servicios aeroportuarios o de rampa en general y/o cualquier otro prestador del sistema de transporte aéreo”.

En cuanto al Código Aeronáutico, la reforma se aplicará “procurando armonizar el régimen interno, hasta donde sea posible, con los de los demás países del MERCOSUR u otras organizaciones internacionales”. ¿Qué se modifica específicamente? Se reducen los plazos de los procedimientos con el fin de evitar “dilaciones innecesarias y la duración indeterminada de los procesos, optimizando de esta manera los recursos de los que dispone la administración”. De este modo, se insiste en la labor de “optimizar la infraestructura disponible” y de hacer “una asignación eficiente de los recursos de forma imparcial, no discriminatoria y transparente”.

En síntesis, además de permitir operar a las aerolíneas que así lo deseen sin restricciones, el Estado se compromete a hacer una mínima intervención solo en materia operacional y de seguridad. Quedan también desreguladas las tarifas, en contraposición a lo aplicado durante los mandatos de Néstor y Cristina Kirchner, con sus matices en el de Mauricio Macri, y el de Alberto Fernández, cuando el Poder Ejecutivo fijaba el precio de cada tramo estableciendo los valores mínimos y máximos.

Titulares de gremios de pilotos y personal aeronáutico repudiaron el decreto. Advirtieron que habrá menos "gestión y control" de los vuelos, lo que impactará en la seguridad de los pasajeros. Además, anunciaron la realización de asambleas informativas en aeropuertos durante esta semana, que podrían provocar demoras en vuelos.

"Entre los riesgos que tiene esta política es que puede venir a trabajar alguien por un contrato de 4 meses en temporada alta. Van a contratar compañías temporales que contratan pilotos, auxiliares y arman la tripulación con lo que tienen dando vueltas. No tenés una gestión y control, te vienen con un sello de goma", cuestionó el titular de APLA (Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas), Pablo Biró, en diálogo con El Destape Mundo AM 1070. 

El gremialista recordó la tragedia del vuelo 3142 de Líneas Aéreas Privadas Argentinas (LAPA), en la que fallecieron 65 personas. "Y dicen que cumple con los estándares internacionales. Como en el caso de LAPA, que cumplía con los estándares internacionales pero se cayó por no cargar combustible", señaló.

"En los lugares donde existió dejó a los países desconectados a merced de la especulación, de solo la rentabilidad", alertó para luego concluir: "Desregulan las tarifas para que no haya pisos, para poder regalar pasajes hasta que te hacen quebrar. Después suben los precios a las nubes y toman de rehenes a los municipios, provincias, cámaras hoteleras y las cámaras gastronómicas". 

El titular de la Asociación de Personal Aeronáutico (APA), Edgardo Llano, también consideró que con esta política habrá "muchas provincias que se van a quedar sin vuelos" ya que Aerolíneas Argentinas "va a tener que dejar de volar por rutas no rentables". “Será imposible que Aerolíneas pueda competir en estas condiciones. Es una situación de extrema gravedad”, indicó en diálogo con Radio 10.

Noticias Relacionadas