Buscan congelar el precio de la ropa hasta fin de año

Desde el Ministerio de Economía buscan cerrar un acuerdo con el sector textil para que mantengan los valores al menos por cuatro meses. El rubro es el que más se encareció en los últimos 12 meses.

Fuente: Télam

El gobierno nacional busca cerrar un acuerdo con el sector textil para que mantengan sin aumentos los precios de la indumentaria al menos por cuatro meses. Según lo trascendido hasta el momento, el acuerdo para congelar los valores de la ropa hasta el 31 de diciembre se oficializaría la semana próxima e incluiría a firmas con peso específico en eslabones claves. Se espera que den su visto bueno entre 4000 y 5000 empresas industriales, principalmente hilanderas, tejedoras y tintoreras.

El presidente de la Fundación ProTejer, Luciano Galfione, dijo en una rueda de prensa que consintieron el avance de la medida porque les parece importante “colaborar y dar una señal al mercado” y que esperan ser llamados a firmar. 

Una vez finalizado el congelamiento, desde la Fundación anticiparon que "en los siguientes tres o cuatro meses la variación de precios se moverá en línea con el dólar oficial". El acuerdo será voluntario y firmado con cada empresa en particular.

El panorama del sector

Los precios del sector marcaron un alza acumulada interanual en septiembre del 118%, mientras que el índice de precios al consumidor (IPC) mostró en el mismo período un avance de 83%.

Desde ProTejer hablaron de una “multicausalidad” para referirse a los incrementos. Entre otras, hablaron de una inflación de los costos internacionales que repercutió en los insumos importados y materias primas fundamentales como el algodón, y en el precio de la energía utilizada en las fábricas.  También confirmaron una necesaria recomposición de márgenes de ganancias a partir de mediados de 2020, tras cinco años de caídas y recesión en el sector.

Los datos de actividad son buenos: se recuperó la capacidad instalada y crecieron los niveles de empleo. Pero hay algunas dificultades que preocupan relacionadas a las medidas restrictivas para importar por la escasez de divisas en las reservas del Banco Central.

“Producto de la apertura indiscriminada durante el Gobierno anterior, en Argentina se dejaron de producir muchos insumos como el poliéster y la anilina, que hoy tenemos que importarlos sí o sí. La dependencia externa de nuestro sector hoy en día es muy importante”, dijo el vicepresidente de Industriales Pymes Argentina (IPA), Marco Meloni.

Desde ProTejer sostuvieron que uno de los puntos negociados en el congelamiento fue la garantía de obtener los dólares necesarios para sostener los niveles de producción.

Con información de Télam

Noticias Relacionadas