Juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa: los alegatos serán el 25 y 26 de enero

El miércoles próximo lo hará la fiscalía y el particular damnificado, los abogados de Fernando, mientras que el jueves será el turno de la defensa de los ocho acusados.

Finalizada la etapa de presentación de prueba del juicio a los ocho rugbiers por el crimen de Fernando Báez Sosa, la siguiente fase corresponde a los alegatos que se realizarán el 25 y 26 de enero, según lo dispuesto por el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Dolores este miércoles por la tarde.

Luego de que se lleven a cabo, se pasará a cuarto intermedio donde se discutirá la sentencia que, según lo estimado, estaría el 31 de enero o en los primeros días de febrero.

El miércoles 25 será el turno de la fiscalía y el particular damnificado, es decir, los abogados que representan a la familia de Fernando, mientras que el jueves 26 hará lo propio la defensa de los ocho acusados del homicidio.

La estrategia de la defensa este miércoles al convocar a los dos peritos forenses fue colocar la responsabilidad de la muerte en las maniobras de RCP realizadas. Incluso, el médico Juan José Fenoglio, llegó a decir que "fueron 60 segundos de golpes y 45 minutos de RCP". Jorge Rodolfo Velich, el segundo forense citado, fue más leve al respecto, y afirmó que "no fue la RCP la que mató a Fernando Báez Sosa pero agravó la situación por la movilización" del cuerpo.

Ambos aprovecharon cierto vacío, según su punto de vista, en el informe de la autopsia que supuestamente no define cual fue el mecanismo de muerte. Eso le permitió a los testigos causar la duda en si la muerte fue provocada por los golpes o por las maniobras de reanimación. Los dos hicieron alusión a que les causaba "vergüenza" el escrito, el cual no parecía estar redactado por un médico, cuestionando así también a Diego Duarte, el profesional que practicó la autopsia.

Este miércoles también se cumplió el tercer aniversario del crimen de Fernando, y se llevaron a cabo múltiples ceremonias en distintos puntos del país. El epicentro estuvo en Dolores, donde los padres de Fernando organizaron una oración interreligiosa y una colecta de alimentos y útiles para donar en el Anfiteatro Lago Parque Libres del Sur. Allí Silvino y Graciela agradecieron el apoyo y dedicaron unas desgarradoras palabras.

"Me dijo 'Mami, esta es la última vez que me voy porque mis compañeros también tomarán nuevos rumbos al igual que yo y tal vez ya empiece a trabajar'. Quisimos darle con Silvino la oportunidad. Nunca pensamos que Fernando no regresaría a nuestro lado", recordó sobre su mamá sobre el viaje de vacaciones que hizo el joven en 2020.

"Nosotros no queremos venganza, solo queremos que paguen lo que le hicieron a nuestro hijo", concluyó.

Noticias Relacionadas