Báez Sosa, día 10: los bomberos declararon que Fernando “nunca tuvo signos vitales”

Además, el testimonio de un joven atacado por Lucas Pertossi días antes del crimen dio indicios de un modus operandi de los imputados.

La segunda semana del juicio a los ocho imputados por el asesinato de Fernando Báez Sosa concluyó con la décima audiencia en el Tribunal Oral por lo Criminal 1 de Dolores. Se presentarlon solo tres declaraciones, luego de que la fiscalía y la querella desistieran de los demás testigos, que en principio iban a ser 16. 

Otra de las modificaciones estratégicas que se anunciaron en la jornada fue el cambio de fecha de las declaraciones de Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi, dos de los rugbiers que estaban en el grupo durante el ataque y fueron sobreseídos. El cambio fue a pedido del abogado de la defensa Hugo Tomei. Los jóvenes de 22 y 23 años hablarán el lunes 16 en vez del 18 de enero, día en que se cumplen tres años de la muerte de Fernando.

Durante la novena audiencia, la declaración de dos miembros del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Villa Gesell, Verónica Onieva y Javier Timoteo, que asistieron a Báez Sosa tras el ataque, confirmaron que el joven no tenía signos vitales cuando llegó el equipo ambulatorio. 

Además, constataron el testimonio de Virginia Perez Antonelli, la joven que intentó reanimar a Fernando luego del ataque y que declaró en el cuarto día del juicio oral, cuando la defensa de los imputados había cuestionado la técnica de Reanimación Cardiopulmonar (RCP) de Antonelli.

"Llegamos al lugar y ya bajamos con el DEA. Había una chica haciéndole RCP, yo soy ambulancionero además y la vi a la chica que estaba bien posicionada” declaró Javier Timoteo. “Cuando ya se hizo cargo bomberos, le pusimos el DEA, le tomamos los signos vitales. No tenía signos vitales", confirmó el bombero.

“A los 10 minutos llegó la ambulancia con la médica, los ayudamos a subir al paciente a la ambulancia. Nunca tuvo signos vitales", relató Verónica Onieva, la primera testigo en declarar en la jornada.

El tercer testimonio de la audiencia fue Pablo Gastón Zapata, un joven de Zárate que relató un episodio que vivió con Lucas Pertossi quien, el 15 de diciembre de 2020 a tan solo semanas del crimen de Fernando, le habría causado una factura y amenazado de muerte en un ataque.  “Me hice una fractura en el platillo tibial, caí por la baranda de la escalera mientras Lucas me tiraba cosas y me decía: ‘Hijo de puta, te voy a matar, te voy a robar la moto’”, contó el joven. 

Tal como contó Fernando Burlando tras la audiencia, el relato de Zapata habla de un modus operandi por parte del imputado quien también atacó en un grupo de cinco o seis personas al joven. Además, Pertossi había robado la moto del testigo quien no había vuelto a ver su vehículo tras el ataque hasta el momento de la audiencia. La fiscalía proyectó fotos extraídas del celular de Lucas Pertossi ante el tribunal por las cuales Zapata reconoció su moto confirmando el robo.

En el día de la décima audiencia, Silvino Báez, el padre de la víctima, habló sobre la declaración de Luciano Pertossi, el rugbier que interrumpió el juicio en la jornada de ayer para decir: “Yo no estaba ahí”. Silvino dijo que consideraba que el joven “se quería defender y aprovechó la oportunidad”, hasta que fue interrumpido por su abogado Hugo Tomei.

“Yo pensé que iba a escuchar algo más. Me gustaría saber por qué lo mataron a mi hijo, pero las pruebas que tenemos que pasan en el tribunal son contundentes”, expresó el padre de Fernando y agregó: “Necesitamos el apoyo de la gente siempre”. 

Noticias Relacionadas