Aprueban un proyecto para flexibilizar la renovación del Certificado Único de Discapacidad

El proyecto es un logro para las familias que reclamaban la flexibilización de los requisitos y la aceleración de los trámites.

El reclamo de los padres y madres de niños con discapacidad por fin tuvo su eco en el recinto

Tras un largo reclamo de las organizaciones de personas con discapacidad, Diputados aprobó en la sesión de este miércoles un proyecto consensuado que flexibiliza los requisitos para la renovación y otorgamiento del Certificado Único de Discapacidad (CUD), uno de los trámites definidos como de los más engorrosos, sobre todo para quienes lo necesitan de manera permanente. Fue aprobada por 227 votos afirmativos.

La Agencia Nacional de Discapacidad será la encargada de la actualización del CUD conforme la concepción dinámica de la discapacidad, que, como lo indica su nombre, considera todas las dinámicas del individuo desde el punto de vista de su funcionamiento social, de su capacidad de relación, de su capacidad de afrontar o no las actividades de la vida diaria donde el diagnóstico es solamente un elemento más. 

Un aspecto a destacar es que se indica que “la persona beneficiaria podrá solicitar la actualización del CUD en cualquier momento”. 

La ley que rige actualmente en materia de personas con discapacidad, la 22.431, se ha escrito en la última dictadura cívico-militar. Por lo que el reclamo por modificarla y actualizarla viene desde hace mucho tiempo.

¿Qué implica la modificación introducida en la Ley 22.431?

El rionegrino Luis Di Giacomo, presidente de la Comisión de discapacidad, explicó que el proyecto viene a modificar específicamente lo que hace al CUD. Lo que posibilita es que se expida con o sin fecha de vencimiento para quitar la carga de tramitar el certificado en aquellos casos permanentes e irreversibles. Además, sostuvo que esa actualización fue reclamada por las organizaciones porque “son una lista larga de requisitos que había que solicitar: certificados médicos, estudios de laboratorio, de imágenes, que en muchos casos eran repetitivos porque ya habían sido diagnosticadas en otras ocasiones”.

El Certificado Único de Discapacidad permite acceder a la atención y a los recursos del área de salud, incluido un tratamiento integral sin importar condición económica, social o cultural. También implica el acceso a la asistencia social, la educación, la seguridad social y el transporte público tanto para el beneficiario como para el acompañante. El CUD es un instrumento público, personal e intransferible, al igual que el DNI, y es válido para todo el territorio nacional. 

En el discurso pronunciado por el oficialista Eduardo Valdés, se llama la atención sobre una situación alarmante que viene a reparar la nueva actualización : “en el 2018 el INDEC estableció que el 10% de la población eran personas con discapacidad, es decir 4.800.000 de personas. Solo 1.488.000 de ellas tienen certificado único”. Es decir, hay más de 3 millones de personas que no reciben el CUD que básicamente les posibilita la socialización y la atención médica por lo engorroso del proceso burocrático y el desfase con los tiempos y urgencias de quienes atraviesan alguna discapacidad.

Noticias Relacionadas