Aníbal Fernández: "El tuit de Tapia me importó un carajo"

El Ministro de Seguridad habló sobre el operativo de los festejos con los campeones del mundo y respondió a las críticas del presidente de AFA.

Aníbal Fernández, ministro de Seguridad de la nación, habló sobre el operativo que se realizó alrededor de la caravana de la Selección Argentina, dijo que las fuerzas “hicieron un gran trabajo” y aseguró que los jugadores subieron “gustosamente” a los helicópteros de la Policía Federal y Prefectura. Sus dichos son una respuesta al los del presidente de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, que criticó vía Twitter el accionar de “los organismos de Seguridad”.  

“Los jugadores subieron gustosamente a los helicópteros, el tweet no me importó un carajo", aseguró Fernández en diálogo con Radio 10, respecto a la forma en la que los jugadores de la Selección Argentina finalizaron el encuentro con las millones de personas que festejaron en las calles.

El dirigente de la AFA escribió ayer por la tarde en Twitter: “No nos dejan llegar a saludar a toda la gente que estaba en el Obelisco, los mismos organismos de Seguridad que nos escoltaban, no nos permiten avanzar”.

Una hora después, cuando los jugadores ya habían sobrevolado la ciudad sobre los helicópteros, Tapia agradeció a el ministro de seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, asegurando que “fue el único que acompañó durante toda la recorrida hasta la entrada a la capital sin registrar ningún incidente, permitiendo a los jugadores abrazarse al pueblo argentino”. 

https://twitter.com/tapiachiqui/status/1605282549735084039

Por su lado, Aníbal Fernández aseguró que estuvo temprano en Ezeiza “verificando cómo iban a realizar la caravana” y que “se puso de acuerdo” con Tapia para planear el recorrido.

“Todo fue muy cuidadoso y respetuoso, no había nadie reprimiendo. La realidad es que la autopista colapsó de hinchas que querían agradecerle a la Selección”, señaló el funcionario.  Luego, explicó que ante esa situación, tomó la decisión de “poner los helicópteros a disposición de la selección para poder sacarlos de la caravana”. 

“Ellos aceptaron sin problema mientras Chiqui Tapia me amenazaba por Twitter", declaró Fernández, e insistió sobre voluntad de abandonar la caravana terrestre por parte de los jugadores. 

"Ninguno se quejó”, aseguró y subrayó que el objetivo final de todo el operativo era “preservar la salud de cada uno de los jugadores” y “no poner en riesgo la vida de nadie”. 

"Después parece los cachivaches que quieren explicar la cuadratura del círculo", agregó.

Respecto a las especulaciones con la llegada de los jugadores a la Casa Rosada, el ministro de Seguridad contó que el presidente Alberto Fernández puso a disposición la casa de gobierno, que “la vocación estaba, incluso desde la AFA”, pero que algunos jugadores no querían ir para no “quedar pegados a las figuras políticas”. 

"El Presidente ofreció el balcón de la Casa Rosada. En el grupo había jugadores que querían ir. Pero lo que me hicieron llegar a mí es que no querían ligarlo con la política", aclaró. 

Además, insistió en que “era demasiado tarde en un momento para ir a la Casa Rosada, no tenía ningún sentido" porque "los jugadores venían de tener un gran desgaste físico” y lamentó que "nos quedamos sin el ícono de la foto maradoniana con la Copa en el balcón". 

Por último, Aníbal Fernández defendió sus decisiones asegurando que su equipo había previsto desde un comienzo que era una complejidad muy grande en términos de seguridad que los jugadores llegaran al Obelisco. "Le dijimos a 'Chiqui' Tapia desde el inicio que no le recomendábamos ir al Obelisco", afirmó.

En Twitter, el funcionario celebró el "festejo histórico" y la "vuelta olímpica aérea" que realizaron los jugadores en las naves de la PFA que puso a disposición desde le ministerio de Seguridad.

Noticias Relacionadas