Alemania desmanteló una red de ultraderecha que planeaba dar un golpe de Estado

Más de 3 mil agentes de distintos cuerpos policiales participaron del megaoperativo para detener al grupo armado de seguidores, de diversas teorías conspirativas, entre los que figuran antiguos miembros de las Fuerzas Armadas.

Fuerzas de seguridad de Alemania arrestaron a 25 personas en un vasto operativo contra un grupo de extrema derecha. Foto: AFP

Fuerzas de seguridad de Alemania arrestaron este miércoles a 25 personas en un amplio operativo contra un grupo de extrema derecha que planeaba lanzar un ataque armado al Parlamento federal y dar un golpe de Estado.

Más de 3.000 agentes de distintos cuerpos policiales participaron del megaoperativo en 11 de los 16 estados federados de Alemania contra un grupo de seguidores de diversas teorías conspirativas y que no reconocen la legitimidad de la Constitución.

También hubo redadas en Austria y en Italia, donde fue detenido un sospechoso, antiguo oficial del Ejército, cerca de Perugia.

Los detenidos del grupo Ciudadanos del Reich están acusados de planificar "un ingreso violento en la Cámara Baja del Parlamento con un pequeño grupo armado" y atentar contra los representantes del Estado, informó la Fiscalía General en un comunicado.

"Sospechamos que estaba previsto un ataque armado contra los órganos constitucionales", indicó el ministro de Justicia, Marco Buschmann, en un mensaje en Twitter que evocaba "una amplia operación antiterrorista".

Además de los 25 arrestos, otras 27 personas se encuentran investigadas por sospechas de pertenencia a esta célula criminal, indicó la Fiscalía.

La ministra del Interior, Nancy Faeser, consideró que los supuestos planes para derrocar al gobierno revelaron "el abismo de una amenaza terrorista". Según la funcionaria, los autores actuaban "movidos por fantasías golpistas violentas y teorías conspirativas".

Entre los detenidos este miércoles figuran antiguos miembros de las Fuerzas Armadas y al menos una política del partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), la exdiputada y jueza del Tribunal Regional de Berlín, Birgit Malsack-Winkemann.

La agencia de inteligencia interior alemana calcula que el movimiento, que rechaza fundamentalmente el Estado, sus representantes electos y todo el sistema legal, cuenta con unos 21.000 adeptos, indicó la agencia DPA.

Con información de Télam.

Noticias Relacionadas