Alberto Fernández criticó la "opulencia" de la Ciudad de Buenos Aires

En medio del conflicto con la Corte por la coparticipación, el Presidente encabezó la entrega de viviendas en Posadas, Misiones.

Alberto Fernández en el acto de entrega de viviendas hoy en Misiones

El presidente Alberto Fernández se definió a sí mismo, en el marco de un acto de entrega de viviendas que encabezó en la provincia de Misiones, como "el más federal de los porteños", y le reclamó a la Ciudad de Buenos Aires "dejar de lado su opulencia y ser parte de una mejor distribución de la riqueza en toda la Argentina". 

De esta forma, el mandatario hizo este miércoles referencia a la disputa que la Nación mantiene con el distrito conducido por Horacio Rodríguez Larreta, de Juntos por el Cambio, por el porcentaje de la masa de coparticipación, luego de la cautelar favorable a los intereses de la gestión porteña dictada por la Corte Suprema de Justicia. 

"Soy el primer Presidente de la democracia que nació en la Ciudad de Buenos Aires, y soy el más federal de los porteños y el más preocupado por el interior de mi patria. Me peleo mucho con mi ciudad para que entienda que debe dejar de lado su opulencia y ser parte de una mejor distribución de la riqueza en toda la Argentina", remarcó el jefe de Estado.

El mandatario estuvo acompañado por el gobernador Oscar Herrera Ahuad, quien ayer no participó de la convocatoria formal en Casa Rosada y no acompaña la decisión del juicio político contra los cuatro integrantes de la Corte Suprema por el conflicto de la coparticipación. 

Además de Herrera Ahuad, los gobernadores que no apoyan la decisión del Gobierno Nacional son: 

  • Por parte del PJ: Sergio Uñac, de San Juan; Omar Perotti, de Santa Fe; Alberto Rodríguez Saa, de San Luis; y Gustavo Sáenz, de Salta.
  • Por parte de la oposición: Gerardo Morales, de Jujuy, Rodolfo Suárez, de Mendoza, y Gustavo Valdés, de Corrientes.
  • Gobernadores disidentes que ocasionalmente ocupan el rol de aliados: Arabela Carreras, de Río Negro; y Omar Gutiérrez, de Neuquén. 

Otros dos gobernadores que decidieron no acompañar al gobierno fueron Gustavo Bordet, de Entre Ríos, y Mariano Arcioni, de Chubut.

En el acto, Fernández insistió en la necesidad de brindar igualdad de oportunidades a todos los argentinos y pidió "no bajar los brazos" porque el país "va a volver a crecer" en 2023. 

Junto al gobernador de Misiones y al ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Santiago Maggiotti, el jefe de Estado entregó 597 viviendas en Misiones, lo que elevó a 10.188 el total de soluciones habitacionales en la provincia, con una inversión total de 81.646 millones de pesos.

"Mi generación tenía la utopía de la democracia, esa utopía la hicimos realidad. La democracia, sin embargo, no resolvió los problemas, no logró hacer esa Argentina igualitaria de la que hablo. Y tal vez la utopía que esta generación tiene que tener es llevar la igualdad a cada rincón del país", agregó. 

Aunque sin explayarse, el mandatario aludió al diferendo que la Nación mantiene con la ciudad de Buenos Aires por los fondos de coparticipación y al pedido de juicio político que impulsa contra los integrantes de la Corte Suprema de Justicia. 

Por otra parte, reiteró que el Estado tiene un rol indelegable en la construcción de viviendas y señaló que mientras su Gobierno lleva más de 10 mil soluciones habitacionales entregadas en Misiones, durante los cuatro años de administración macrista se entregaron solo 400 casas. 

"En alguna de estas casas está la 76 mil (entregada por el Gobierno nacional). A fin de enero serán 80 mil y a fines de marzo serán 100 mil viviendas. La mayor parte está en el interior de la patria", dijo y cerró: "Les pido que no bajen los brazos porque estamos remontando. Argentina este año va a volver a crecer, el trabajo se está multiplicando".

Con información de Télam

Noticias Relacionadas