1899: Acusan de plagio a Netflix

La nueva serie enfrenta críticas tras denuncias de plagio por parte de la autora de cómics brasileña Mary Cagnin.

El debut de 1899, la serie de ciencia ficción de Netflix, posicionó la nueva producción de los creadores de “Dark” entre los contenidos más vistos de la plataforma. Sin embargo, la escritora e ilustradora brasileña Mary Canin acusó de plagio a la serie por múltiples similitudes con su cómic “Black Silence”. Hasta el momento, ni Netflix, Jantje Friese ni Baran bo Odar, los creadores de la producción audiovisual, se pronunciaron sobre esta acusación.

El hilo de Twitter donde la autora detalla cada referencia a su cómic en la serie recibió inmediatamente cientos de críticas fans de 1899, y los giros inesperados que contiene fueron el eje de la defensa. No es la primera vez que Netflix despierta polémicas entre autores de cómics indie por utilizar personajes o tramas sin pedir los permisos correspondientes.

En la serie se ve un grupo de viajeros que viaja en un barco de vapor de Londres hacia la ciudad de Nueva York. En el recorrido el Capitán Eyk, interpretado por Andreas Pietschmann, se da cuenta de que pueden salvar un barco que llevaba perdido desde hace mucho tiempo (el Prometheus). La trama se centra en Maura Franklin (Emily Beecham), una neuróloga y una de las primeras doctoras en el Reino Unido, que está a bordo del barco de inmigrantes que esperan comenzar una nueva vida en Estados Unidos.

¿Qué es el "Black Silence"?

La artista Mariana Cagnin habló sobre la serie de Netflix dos días después de su estreno. “Estoy en shock”, decía el tuit traducido de Cagnin donde explica cómo 1899 es “idêntico” (idéntico) a su cómic Black Silence. En su lanzamiento en 2016 la descripción dice: “En el futuro, los días de la Tierra casi han terminado. Se convoca a un equipo de astronautas para reconocer un planeta que puede ser la única posibilidad de supervivencia de la humanidad”. 

La historietista continuó explicando: "Estuve en paneles y distribuí el cómic Black Silence a innumerables editores y personas en el negocio. No es difícil imaginar que mi trabajo llegue a ellos. No solo entregué el cómic físico sino que también hice la versión traducida disponible en inglés."

"He llorado mucho. Mi sueño siempre ha sido ser reconocida por mi trabajo a nivel nacional e internacional. Y ver que tal cosa suceda realmente me rompe el corazón", agregó en su hilo despertando la empatía de cientos de artistas y críticas de varios fans de 1899.

Noticias Relacionadas